Reputación de un despacho de abogados: “A vueltas con el outplacement”

Jose Luis Pérez Benitez escribe en Abogacia.es sobre outplacement en el sector legal, que “un programa de salida sectorizado beneficia, indudablemente, al candidato, pero el despacho consigue iguales beneficios incrementando aspectos como: Atractividad en el mercado de talento, al explicitar este “beneficio” en el momento inicial de la incorporación. Fidelización de clientes, dado que la reputación no […]

febrero 19, 2020 |

< 1 min lectura

Jose Luis Pérez Benitez escribe en Abogacia.es sobre outplacement en el sector legal, que “un programa de salida sectorizado beneficia, indudablemente, al candidato, pero el despacho consigue iguales beneficios incrementando aspectos como:

  • Atractividad en el mercado de talento, al explicitar este “beneficio” en el momento inicial de la incorporación.
  • Fidelización de clientes, dado que la reputación no es un compartimento estanco, y una salida ordenada afecta a terceros.
  • Retención de talento en la firma, dada la imagen de cuidado y acompañamiento que este servicio aporta a los profesionales
  • Orgullo e identificación con la cultura de la compañía por parte de profesionales y clientes.
  • Y, por último, convertir en menos “traumática” o compleja la salida de los profesionales, tanto para el abogado que abandona la firma como para la propia firma y los integrantes que han de gestionar esta tarea.

En este post queremos centrarnos un poco más en este último aspecto, la “mejor gestión de la salida” y cómo los ex-empleados razonablemente satisfechos con la firma pueden ayudar a la gestión de la reputación del despacho de abogados del que salen.

Puedes consultar el texto completo aquí

 

    Si desea recibir un mensaje esporádico, con algunas cuestiones que nos parecen relevantes en el sector legal, suscríbase a nuestro newsletter.

    He leído y acepto los términos y condiciones.